Presentación

|


         Creo que estos tiempos que corren me han puesto una capa de barniz en los sentidos y en el alma, me han impermiabilizado la azotea. El por qué, no lo podría precisar con exactitud aunque lo supongo. Seguramente la excesiva exposición a la información constante, que nos  aturde los sentidos.  La casi imposible vorágine en la que se ha convertido mi rutina diaria - y la de la mayoría- y por consecuencia la falta de espacio tanto físico como mental para detenerme a reflexionar o a asimilar las cosas. En fin, sea cual fuera la causa que pese más, el resultado es el mismo. Paradójicamente en el  siglo de la comunicación cada vez me siento mas desconectada del mundo y de mi misma. Intuyo que esto nos pasa en mayor o menor medida a todos.
         Sin embargo, siento que no todo esta perdido. Hay un punto, una línea, una hendidura que agrieta, por momentos, esta muralla. Un pequeño espacio, casi irrisorio,  por el que se filtra de a gotas el mundo. Pero a la vez en ese lugar, partes de mi se vierten sobre todo y es en esa mágica intersección donde nace la posibilidad del cambio, de la creación. Es allí donde puedo aún conmoverme.
         Un intersticio fronterizo entre el adentro y el afuera, entre vos y yo, entre mi pensamiento y el sinsentido.

5 comentarios:

Ferchuline dijo...

Wow! que profundo amiga!

Pregunto desde mi ignorancia..emm el intersticio..que cosa seria?? jaja

Juro que nunca escuche esa palabra.

Beso grande, y bienvenida al mundo blogger =)!!

Inda dijo...

Ay....fer...fer...el intersticio, el intersticio no te hagas la que no sabes jajaja. El intersticio, sería ese espacio entre dos cosas, podria haber dicho el agujerito tambien por que no, pero no hubiese sido tan preciso y ademas hubiera quedado feo! Gracias Fer por la bienvenida y veremos que sale de esto.
Un beso

Dosto dijo...

Algunas filtraciones son las mejores, llegan con esa lluvia imprevista y nos dejan la humedad de la vida...
Bienvenida!!!

Inda dijo...

Dosto...Lu, coincido plenamente, bienvenidos sean esos chaparrones que nos empapan de vida. Gracias por la visita!
Besos.

Ricardo dijo...

Leí tu blog de un tirón y me encantó tu poesía. Espero que sigas posteando tus obras. Un abrazo